Qué es y cómo se hace el urbanismo

Posted on marzo 12, 2020 por

0


¿Qué es el urbanismo?

Este artículo fue publicado en el diario La Estrella de Panamá el sábado 6 de diciembre de 2019.

El Diccionario de la lengua española define urbanismo como: conjunto de conocimientos relacionado con la planificación y desarrollo de las ciudades; y la organización u ordenación de los edificios y espacios de una ciudad. En el ejercicio y enseñanza del urbanismo en Panamá hay, sin embargo, varias premisas, que se reflejan en la normativa y los planes de estudio y que no se corresponden con las ideas en el medio internacional.

IMG_8901

Fotografía por el autor, CCommons, 2014.

a. Distintos temas

A veces se usa la palabra urbanismo o planificación pensando que se refiere solo a la gestión de la movilidad, la asignación de zonificaciones o el diseño de infraestructura.   El urbanismo implica muchos otros temas como la planificación y diseño de espacios públicos, instalaciones de salud y educación. También, resiliencia y gestión del riesgo y en nuestra época, hacer frente al cambio climático.  En general, busca guiar la relación de la población con el medio a su alrededor, construido y natural. Si se pierde de vista el objetivo principal, el desarrollo humano sostenible y en armonía con el entorno, se extravía.

Los principales condicionantes de la planificación operan a través de los criterios espaciales-territoriales y los económicos-sectoriales, ambos que deben coordinarse o, mejor aún integrarse.  En Panamá, la planificación territorial la desarrolla el MIVIOT y la económica el MEF, sin embargo los mecanismos de coordinación entre ambas requieren aún de mayor desarrollo. Para el estadista la relación entre el dinero y el recurso suelo es como la del huevo y la gallina, es difícil establecer cuál va primero.  En la práctica, en nuestro país, históricamente la planificación económica se ha antepuesto a la territorial. En tiempos más recientes, algunas importantes iniciativas se manejan en secretarías o unidades gestoras ad-hoc, que no se inscriben en el marco de la planificación.

b. Distintas escalas

El urbanismo es un término que agrupa distintos enfoques, disciplinas y escalas de intervención.  Por ejemplo, la planificación urbana y regional implican ámbitos a escalas de mayor tamaño, mientras que el diseño urbano puede implicar una sola urbanización o vecindario.  El Ordenamiento Territorial abarca todo el territorio, incluyendo los ecosistemas naturales, zonas rurales y urbanas, busca una visión integral para el desarrollo de un país.  El diseño de espacios públicos se puede manifestar en lo que se llama acupuntura urbana y que hemos comenzado a ver en nuestro país en los últimos años. Al arquitecto diseñador, su formación en urbanismo lo ayuda a diseñar proyectos que se relacionan mejor con la ciudad a su alrededor.  En el contexto internacional se habla del ‘campo expandido’ la idea de que el diseñador puede ejercer sobre objetos, interiores, edificaciones y su entorno.

Renzo Piano, por ejemplo, uno de los arquitectos más reconocidos de nuestros tiempos, ha diseñado desde esquemas urbanísticos, hasta veleros o sillas, pasando por edificios y pabellones grandes y pequeños.

Manizales para artículo

Fotografía por el autor, CCommons, 2015.

c. Distintas personas

Todos los miembros de la sociedad intervenimos en los ‘procesos de construcción de ciudad’, cada uno en su propia medida.

En Panamá, en la práctica, la responsabilidad por el diseño de asentamientos humanos se atribuye principalmente a arquitectos en la ley que rige la ingeniería y arquitectura recae principalmente en el arquitecto.  Sin embargo, para lograr una efectiva planificación es necesario involucrar un conjunto de distintos conocimientos que implican hacer equipos entre economistas, geógrafos, sociólogos, biólogos, antropólogos, historiadores, ingenieros, ambientalistas, geodestas, químicos, ambientalistas, diseñadores gráficos, entre otros.  Así como el arquitecto, para diseñar una casa, debe saber coordinar con ingenieros y otros profesionales idóneos para el cálculo de la estructura, de la instalación eléctrica, la fontanería, los sistemas especiales, así mismo el urbanista, opera en un entorno de múltiples disciplinas, en las que el trabajo de unos y otros se apoyan entre sí.

¿Cómo se hace?

La planificación, aunque hay distintos métodos y prácticas, en términos generales suele considerar los siguientes pasos.  Haciendo la analogía con una visita al doctor, tendríamos los siguientes pasos:

2. Diagnóstico

i. Las quejas del paciente

Es preciso saber ¿Cuáles son los temas que la comunidad identifica como dificultades o incomodidades? ¿Qué es lo que se desea mejorar? Para esto se realizan encuestas, que reflejan momentos puntuales, pero es importante también mantener canales abiertos a través de ‘mesas’ participativas, eventos de participación de ciudadanos, académicos y funcionarios con conocimiento del lugar,  y al incluir a la comunidad en programas activos. Más allá de lo correctivo, es necesario establecer una visión hacia la cual encaminarse, estas pueden tener la forma de una visión país o de un Plan Estratégico Participativo, según si se aplica a escala nacional o local.

ii. El exámen físico

A través de mapas, planos, fotografías y otra documentación se analiza la realidad sobre el terreno.  Se realizan giras y se valida la información con respecto a la que se obtuvo al consultar a la comunidad.   Para esto existen distintas herramientas como el plano de figura del suelo, usos, zonificación, jerarquía y anchos de las vías.

iii. Revisión del historial

Se revisan los estudios y normativa previa a manera de antecedentes y se analiza cada instrumento según sus objetivos originales, sus logros, limitaciones y las razones detrás de cada uno.

iv. Pruebas de laboratorio

Para tener mayor información sobre las realidades en el área de estudio e intervención, se requiere realizar pruebas, entre estas, los censos de población y vivienda son la principal fuente de información socioeconómica, también el conteo de vehículos en el tráfico (aforos de tránsito) encuestas de origen y destino, distintos indicadores y su comparación con casos de estudio internacionales.   Las proyecciones de crecimiento demográfico y económico también son de referencia obligada. Los planes y proyectos públicos y privados se deben recopilar y analizar, también son informaciones clave.

2. Escenarios

Cualquier ejercicio de urbanismo, independientemente de su escala, requiere considerar los cambios que puedan ocurrir con el tiempo y es aquí donde las certezas encuentran un límite.

      1. Lo existente, predecible e incierto

A partir de lo explicado anteriormente se tiene un modelo que permite analizar las características físicas y dinámicas territoriales del caso.  Normalmente las predicciones de crecimiento de la población local son confiables y son un importante insumo a considerar en la planificación, sin embargo distintas razones externas pueden resultar en migraciones, cuya magnitud no es posible predecir.  Son inciertos también los vaivenes de la economía, cuyo comportamiento oscila en marcados ciclos de auges y caídas. También los desastres nos son inciertos, no sabemos si cientos de pequeños eventos a lo largo de décadas nos causarán más pérdidas que el terremoto o huracán más fuertes del mismo período.  Como no enseñan en la gestión del riesgo, los peores desastres están aún por ocurrir.

      1. Escenario tendencial, ideal y optimizado

Se elabora, a partir de un ‘modelo’ de conocimiento sobre el lugar y la comunidad tres escenarios: el tendencial, o lo que ocurrirá si seguimos funcionando tal como vamos; el escenario ideal es aquel en el que se plantean los efectos que se lograrían con una combinación de normas e inversiones atinadas y efectivas; y el optimizado es el que plantea lo que se pudiera lograr con una mezcla razonable y asequible de implementación de nuevas reglas y recursos financieros.

    1. Propuesta

A partir del diagnóstico se elabora la propuesta.  Si el diagnóstico es equivocado, esta también lo estará,  pero aunque el diagnóstico sea bueno, la solución propuesta puede ser equivocada.  Es frecuente que aspectos que están mencionados en el diagnóstico no se atiendan en la propuesta o no se atiendan bien.  Las principales consideraciones de un plan urbano tienen que ver con establecer el suelo desarrollable, no desarrollable y donde se ubicarán los usos para actividades públicas y privadas.  Se debe contemplar que exista suficiente suelo adjudicado para albergar la vivienda requerida por la población existente y proyectada, así como también se busca destinar cada zona a las actividades que serán más provechosas allí, es decir, la planificación responde a las necesidades de las actividades y vocaciones productivas de una localidad y comunidad, así como las guía y les da forma.

Las propuestas se formalizan a través de instrumentos legales que establecen medidas entre ellas, la zonificación busca determinar los usos permitidos, las dimensiones máximas (altura y separación entre los edificios) y busca controlar la concentración máxima de habitantes por unidad de superficie así como la intensidad de las actividades que no son de vivienda, como el comercio, la industria y las instituciones.   La zonificación en particular y los tipos de normativa de planificación en general son tema para cubrir en un nuevo artículo en el futuro cercano.

Posted in: Urbanismo