Adentro

Posted on marzo 6, 2017 por

0


mar

Esta semana publico un escrito sobre el arte fotográfico de Rachelle Mozman, que tiene algunos añitos de haberse escrito. Se quedó sin publicar por circunstancias, y ahora estrenamos aquí escribir sobre arte.  En el ínterin la carrera de Mozman ha fructificado y diversificado, por ejemplo, al tener una muestra individual en la National Portrait Gallery en Washington, DC. y al iniciar una práctica profesional como psicóloga terapista.  Abajo se vincula su web para mayor referencia y actualización.

Cabe mencionar que la semana pasada llegamos a la entrada número 150 de este blog.  Ayer, tras meses de espera,  supe que me publicarán un artículo de investigación que inicié en 2013.

Conversatorio muestra Equivalent

costabella

En la tarde del Miércoles 13 de mayo de 2010, en Arteconsult, en San Francisco -galería que cumple 30 años- se presentó la inauguración de la muestra Equivalent de Rachelle Mozman. Hubo un conversatorio en el que compartió su trabajo de los últimos seis años.  Fue un privilegio para los asistentes.

Presentó fotografías de sus últimas exhibiciones que ha realizado en Francia, Alemania, Estados Unidos, Brasil, Guatemala, Panamá y otros paises. El tema central es la relación entre las personas y su entorno natural y cultural o artificial. Se puede decir que son retratos paisajistas.

Antecedentes

Anterior a ese período que se remonta hasta 2004 había presentado ya en una galería en Chelsea, Manhattan una serie que retrataba personas, oficinistas, guardias de seguridad y otros en su relación con edificios en los umbrales entre el paisaje edificado y las reservas forestales del estado de Nueva Jersey que están tan incrustadas en sus extensiones suburbanas.

Poco a poco se interesó por la relación entre el cuerpo y el espacio interior. Haciendo retratos, principalmente de niñas dentro de amplias residencias seriadas en vecindarios amurallados de reciente construcción. Lo que en inglés han llamado McMansions en alusión a su naturaleza industrializada. Es un ensayo que podría llamarse ‘El humano en la era de la reproducción mecánica de mansiones’.La serie American Exurbia, resultado de estas fotografías coincidió con el interesarse a través de su trabajo docente por la fotografía y manipulación digital agudizó el lenguaje corporal que lograba en sus fotografías escenificadas y retocó también el interior, cambiando detalles, como la vista de las ventanas. Comienza a ver el cuerpo y los espacios como juegos de piezas que se pueden armar y modificar sutilmente.

Expresó sentir que la crisis hipotecaria internacional -que fuera catapultada por las finanzas que respaldaban esa rápida construcción que le interesó y preocupó- sustenta ese interés y el punto subyaciente de que esos amplios espacios lujosos y asépticos eran innaturales, dentro de su propia ‘naturaleza artificial’.

Al viajar a Panamá y conocer los espacios y habitantes de Costa del Este, Mozman encuentra muchos paralelos y similitudes y abandona su vida en Nueva York para mudarse a San Felipe y fotografías nuevos sujetos. Continuó con su método de acercásele a niñas y sus madres afuera de supermercados. Y ante la facilidad de los panameños para hacer amigos y abrir sus casas encontró abundancia de modelos. Contó que algunas veces se interesó por fotografiar a las niñeras y empleadas, pero que le preocupaba ofender a los señores de las casas. El resultado de este trabajo fue la serie titulada Costa del Este.

hannah

Los cuidadosos atavíos de niños y niñas que en sus mejores galas “confrontan los límites de su identidad”, no son el trabajo de un artista que subestima a su sujeto ni es condescendiente. Rachelle celebra la belleza de sus sujetos y la defiende ante quien pregunte. Y para alguien que estudio pintura desde la secundaria, la belleza corporal no es algo que se trate con ligerezas.  Con algunos guiños a la fotografía comercial los sujetos de ambas series posan con sus mascotas en escenarios con iluminación apacible y van dando paso a otras figuras que dan, simbólicamente, a luz muñecas de carne y hueso en su propia imágen o de plástico ante la frialdad de los materiales resplandecientes de su entorno. Plantea la preunta ¿Qué será de esta generación?

La vida de la artista se ha desarrollado alternando lo sub e hiperurbano con los sistemas forestales, el vivir en Nueva Jersey y estudiar en Manhattan para luego vivir en Brooklyn y enseñar en Nueva Jersey y viajar, en auto, en una búsqueda por el estado en su ‘tiempo libre’. Viajar luego en avión a Panamá, por períodos unos cortosy otros largos. La identidad de la persona y el lugar se conjugan en obra y en vida propia. Ver cómo esa búsqueda ha fructificado es recomfortante.

La muestra actual

rachelle-mozman_en-el-cuarto

Esta metáfora de la maternidad y sucesión nos prepara para las fotos de esta exhibición: Equivalent. La la misma modelo posa como señora y criada en los vestíbulos y salas de casas coloniales en Panamá y Guatemala. Estas tienen la carga de la tradición y la riqueza contrastados con el anonimato y reducción de Exurbia. Mozman, como su modelo en una de las fotos más evocativas, se adentra en un mar de significados.  Cuando la hija mira con los ojos de la madre y la señora es la empleada, pero con la piel más blanca, en una reflexión sobre nuestras culturas e identidades que es trae a la mente a la película panameña Chance.

Proyectos

Contó en el conversatorio como, una serie llamada Girls Desire que está en formación, resultó hasta ahora, demasiado ‘provocativa’ para nuestras galerías. Pero es por el contrario, una regresión a la pura inocencia. También su serie Scout Promise, en la que muestra las niñas guías o exploradoras como un modelo de sociedad de niñas con una organización especial. Mencionó que los retratos no tienden a inspirar a los coleccionistas panameños de obra y que en países como Alemania a la gente les interesa mucho retratos de personas con distintos orígenes étnicos. Tal vez la gran diversidad genética que vemos a nuestro alrededor nos hace difíciles de sorprender en este sentido.

Planea seguir trabajando con Scouts, pero en América Latina. Explicó las influencias de su obra entre ellas la del fotógrafo alemán August Sander. La relación es clara, se trabaja sobre la búsqueda de arquetipos y se trata de ir coleccionando los distintos tipos de personas en un lugar.  Explicó que a eso se le llama fotografía topográfica. Esto recuerda al corto de cine Nice Time del director Alain Tanner.

group-of-six

La claridad de ideas y sencillez del lenguaje con el que Mozman presentó su contundente y prolífico cuerpo de trabajo deja una sensación de potencial y anticipación, de la impaciencia ante la obra que está por venir.

Nota: cuando recién escribí este artículo lo sometí a un diario local y el editor dijo que lo publicaría,  y sin motivo de dudar esperé.  Estaba muy ocupado y el tiempo pasó rápido.  Cuando ví que no lo publicaban, un día me decidí a presentarlo a una revista regional que me había publicado un artículo en su primer número, con una editora que ya me había solicitado y publicado otro artículo anteriormente y pedido que produjera material para un libro.  A partir de allí  no tuve respuesta y por eso ahora toma aire aquí luego de haberse añejado un tiempo, espero que para bien.   Al escribir, nos exponemos al rechazo, o peor aún, a la indiferencia, pero son gajes del oficio y hay que sobreponerse.

El trabajo de la artista se puede conocer en rachellemozman.com

 

Anuncios
Posted in: Uncategorized