Comarca de los manitos

Posted on noviembre 13, 2016 por

0


imagen-26

En el mes de la patria recuerdo un escrito folclorista de Rodrígo A. Núñez Quintero. Aquí en Colcha Urbana, también consideramos otras extensiones terrioriales como la campiña, que alimenta literal y metafóricamente a las ciudades.

Este volumen, editado por el Ministerio de Educación en 1966, durante la presidencia de Marco Robles, incluye cartas del Hermano Atanasio, Director del Colegio de La Salle, una breve reseña por Ricardo J. Alfaro y crítica literaria de la obra de Núñez por María Olimpia de Obaldía y Teresa López de Vallarino.

Compendia una biografía del autor, nacido en 1906 en Ocú, donde inició la escuela y terminó en La Salle en 1925; obtuvo el grado de Doctor en Odontología en la Universidad Nacional de Colombia en 1930 e inició su práctica profesional y tuvo una distinguida carrera durante la que fue miembro de la Panama Canal Zone Dental Society y obtuvo distinciones como la presidencia de la Asociación Odontológica Nacional y la designación por el Dr. Harmodio Arias como miembro de la Junta dental Examinadora, durante su administración. Tuvo la iniciativa del Centro Integrado de Salud de Ocú, que se inauguró poco antes de la publicación del libro. En lo político, fue activo en el movimiento Acción Comunal.

El contenido se divide en dos partes: i) Cuentos de la Tierra, que consta de relatos costumbristas cortos; y ii) Tradiciones y Costumbres, ensayos sobre folclor.

imagen-29

A los 28 años contrajo matrimonio con Aida A. Amado Burgos. De allí que conozca su obra, ella era mi tía abuela.

Este cuento: Los Lances del Tío Conejo, lo busqué para una tarea de mi hijo Juan Pablo de la escuela y aprovecho para compartirlo:

imagen-30imagen-31

Me parece notable que en el cuento, Tío Conejo utilice su ‘viveza’ característica, no para el oportunismo, sino para lograr un resultado más justo.  No parece ser casualidad que la dolencia de la tigresa fueran las muelas.  El sufrimiento de los personajes honestos y la doble cara de los peritos que contestaban por conveniencia pueden reflejar contextos sociales o políticos.

imagen-27

En una nota personal, al autor lo recuerdo de la mejor manera. Aunque no lo conocí, mis familiares siempre me han hablado bien de él. Principalmente mi abuela materna ‘Titín’ quien lo estimaba mucho y quien me regaló el libro para que lo leyera. Una persona que se conoce a través de seres queridos cercanos y sus propios escritos no puede traer más que buenas asociaciones.  A sus familiares que he conocido también me han resultado siempre de la mayor simpatía.

Como no puedo resistir una anécdota, anotaré una que me contara Titín como testimonio de lo cariñoso que era como persona:  El Dr. Núñez, era el que daba  la cuerda al reloj de su esposa todas las mañanas. Al saber que estaba enfermo y grave, le regaló uno que no necesitaba darse cuerda.

Anuncios
Posted in: Uncategorized