Sueño y estudio

Posted on octubre 9, 2011 por

0


Vista desde embotellamiento en Ave. Federico Boyd. En hora pico de la tarde.

Esta mañana vi un artículo muy interesante en La Prensa.  Que hace referencia a un estudio de las pérdidas económicas ocasionadas por los tranques y demoras en la movilidad urbana en Ciudad de Panamá.

Lo que me quedo pensando es que no mencionan que esa demora de traslado también afecta a todos los estudiantes desde prescolar a posgrado y como esa perdida, de rendimiento y horas de estudio es incuantificable y es un mal de efectos perduraderos. Un cuerpo estudiantil madrugado, cansado que sale muy temprano y llega a su casa con poco tiempo para estudiar dificilmente logrará un balance entre vivir su juventud y estudiar. Es probable que una de las dos se desarrolle a costo de la otra.

Por años he pensado en como las horas de traslado en el ir y venir de los estudiantes entre hogar y escuela son un tiempo potencial de estudio, de ejercicio y de convivencia con familiares y amigos que se pierde.

El desarrollo de capacidades, de ideas, de inspiración y disciplina en la población no tiene como medirse, pero sabemos que hay una perdida y que esta se verá reflejada en alguna medida en la competitividad de nuestra fuerza laboral del futuro.  Es una generación que tendrá que luchar más fuerte para estudiar y realizar sus sueños.

Estos tres años serán un período sacrificado para el área metropolitana. Pero por fin estamos invirtiendo en el tema de la movilidad. Por una parte me sorprende la resistencia y críticas que se hacen de las molestias de corto plazo. Considero que en este período se están haciendo las cosas que tenían 40 años de no atenderse. El Metro Bus y el Reordenamiento Vial, son necesidades atrasadas que se están atendiendo, El Metro es un proyecto que se hace con miras a atender necesidades futuras antes de que se hagan demasiado abrumantes.

El escrito señala, a los tres programas mencionados como generadores de problemas a corto plazo.  Los beneficios los menciona de paso y con desconfianza.  Este es el tipo de cosas que señala el camino a entender como ha sido posible que pasaramos 40 años en el país sin que se atendieran los temas de fondo en el transporte.  Ahora se atienden y generan críticas.

Sobre el tema de los estudiantes.  Si bien demoran en llegar, también hay que tomar en cuenta que el sistema educativo al que llegan es otro tema que tiene 40 años de estar desatendido.  Es más, he dicho varias veces que esta es una nación traicionada por su sistema educativo.  Hay quienes llegan a la universidad sin haber leído un libro o sin recordar el nombre de un autor que le haya gustado o llamado la atención.

La actual ministra está desarrollando, con disciplina serena y callada un trabajo importante.  Se encuentra a cada paso con la resistencia al cambio de las piezas escleróticas de la organización que preside.  Ella reconoce los buenos elementos que también ha encontrado.  En el tiempo que lleva, ha sabido mantenerse fuera del centro de atención mediática y adelantar su trabajo.  Esta y otras cualidades prometen que este sea otro tema que se logre atender en este período.  Después de estar dormido por décadas.

Este escrito puede ser citado textualmente en todo y en parte, siempre y cuando se haga referencia a su título y autor.  Preferiblemente con mención del blog.

Anuncios
Posted in: 2011, Transporte