Demasiado selectivo

Posted on abril 23, 2010 por

1


Avenida Cuba y Calle 43

Tomar un taxi a ciertas horas en Ciudad de Panamá no es lo mismo que antes, ahora prácticamente lo entrevistan a uno: ¿ A dónde vá ? y si no les gusta la respuesta, malencarados o indiferentes arrancan por donde iban.

Hay que tener claro adonde uno quiere ir y cuánto está dispuesto a pagar, porque el no voy es simplemente decir: quiero más. Aunque algunos se van tan rápido que no dan tiempo a ofrecer más. Esos son malos negociantes.

Similar al transporte masivo, el selectivo es más práctico en trayectos cortos y fuera de horas pico. Tal vez los taxímetros podrían mejorar la situación. Ciertamente se ha logrado poner algo de orden al uniformar el color amarillo para los taxis. Ahora falta garantizar que sólo circulen los que están en buen estado y que sus conductores no tengan demasiadas infracciones.

En Francia y Bélgica, los taxis se buscan en una parada, una rotonda que hay en las plazas y están por todas partes. Eso ayudaría mucho aquí, dónde los taxis se detienen a recoger y dejar pasajeros en todas partes.

En Corea del sur los taxistas que han trabajando por diez años, pueden optar por tener un taxi de color negro, que son más grandes y cobran más. Como los sistemas de direcciones allá son complicados, parecido a Panamá, muchos taxistas y repartidores motorizados allá tienen GPS (sistema de posicionamiento geográfico) instalado .

En ambos ejemplos, y en muchos otros países también, se utiliza el taxímetro. En Bangkok por ejemplo, que tiene mas de 12 millones de habitantes, no. El resultado es que en allí tienen un problema de “no voy” parecido al de Panamá.  El problema entonces es del sistema y no cultural, como a veces nos tienta pensar.

El taxímetro, se puede decir, es un elemento que propicia que se encuentren el que quiere ir aun lugar con el que lo lleva. también se puede decir que es un factor multiplicador de los viajes que puede realizar un taxi, o sea, un optimizador de la flota de taxis existentes.

En lo personal,  a veces me quejo de la forma de manejar de los taxistas. Pero cuando tomo taxi ocasionalmente, casi siempre converso con los taxistas, les pago lo que me cobran (que lleva un sobrecosto según como uno se viste y habla) y a veces hasta algo extra. A ellos les ha subido mucho el costo de la gasolina y hay que ser flexible. Además el servicio que brindan es bastante económico, comparando con otros países.

Anuncios
Posted in: 2010, Breves, Taxis, Transporte